Daños en motor del disco duro

Uno de los daños en motor del disco duro son las bobinas o los rodamientos quienes son los encargados de que el cabezal lector gire.

A veces el motor de lectura que mueve la polea simplemente se desgasta o se queda seco.

Tenemos también otra causa y se debe a un exceso de humedad que hace que se oxiden o corrompan algunos componentes.

Incluso la base gomosa del soporte interno que calibra los discos termina por dañarse debido al el uso intensivo y deja de girar.

Si su disco duro está emitiendo un pitido, un tartamudeo o un ruido entrecortado es señal que el motor del eje ha fallado.

Esto hace que su disco se detenga.

Porque se generan daños en motor del disco duro?

La velocidad de los discos duros es de 5400 o 7200 RPM (revoluciones por minuto), y para los discos basados en servidores pueden llegar a hasta 15.000 RPM.

Debido a la alta velocidad de rotación de las bandejas de un disco duro se genera el colchón de aire que mantiene a  flote los cabezales de su disco duro. 

Como casi todos los componentes del disco duro, el motor también es delicado y vulnerable.

Los problemas de calor (condiciones ambientales) o la vejez también hacen que los cojinetes lubricados del motor del eje del disco duro se sequen y cuando se secan pues quedan sin lubricación, adicionalmente esta el calor y la resistencia generados por la fricción hacen que el motor se queme.

Cuando el motor se quema, no importa cuánta energía fluya desde el tablero de control, no puede hacer que los platos giren. 

Sin embargo, cuando esto ocurre, no tenga miedo, nuestros técnicos de recuperación de datos pueden ayudarlo a recuperar sus datos perdidos.

Problemas con el Motor

Daños en motor del disco duro
Daños en motor del disco duro